Seleccionar página

Francisco Albarrán, Market Manager España y Portugal de Alltrucks, red de talleres multimarca especialistas en vehículo industrial, asegura que el sector debe estar preparado para “grandes cambios, que, sin duda, generarán nuevas oportunidades de negocio”.

La movilidad por carretera está viviendo un momento crucial. Europa se quiere marcar unos ambiciosos objetivos, aún por fijar definitivamente, de reducción de emisiones que afectarán tanto a vehículos ligeros como pesados. Esto ya está provocando la irrupción de vehículos equipados con propulsores movidos por energías alternativas a las tradicionales de gasolina y diésel, lo que afectará también a la forma en cómo se reparan estos automóviles.

Sin embargo, estos no son los únicos cambios que se avecinan en el sector de la automoción, ya que la conectividad y la conducción autónoma, así como las nuevas formas de movilidad también cambiarán no sólo a los vehículos en sí, sino también a cómo se fabrican, cómo se comercializan, cómo se usan, y, por su puesto, cómo se reparan.

A todo ello no es ajeno el vehículo industrial que también presenta sus propias peculiaridades, también en la reparación. Un sector que parece estar viendo una “evolución positiva después de unos años complicados de crisis”, según Francisco Albarrán, Market Manager España y Portugal de la red de talleres Alltrucks.

“Seguimos teniendo retos para el futuro derivados de diferentes factores, como la mayor complejidad en los procesos de decisión de la compra del vehículo, las reestructuraciones de las redes de los fabricantes, la competencia con talleres de flota, las nuevas tecnologías, etc.”, señala.

Inversión en tecnología y formación

En cuanto a los desafíos que talleres de V.I. y distribuidores tendrán que hacer frente en el futuro para el responsable de Alltrucks “tendremos que estar preparados para grandes cambios, que, sin duda, generarán nuevas oportunidades de negocio, algunas de las cuales desconocemos en este momento. La clave es estar rodeado de socios tecnológicos que nos permitan conocer los nuevos sistemas y poder sacar ventaja de ellos”.

Para Francisco Albarrán, la inversión principal del negocio de reparación especialista en vehículo industrial “debe estar destinada a darle al taller competencia multimarca, para poder ofrecer un servicio integral al cliente final. Dentro de este ámbito se engloban varias áreas como la diagnosis (remota, predictiva, bajo demanda), la información técnica, la formación en nuevos sistemas, etc.”.

En la actualidad, según el Market Manager de Alltrucks, el perfil de usuario profesional del taller especialista en vehículo industrial no es homogéneo en todos los establecimientos. “Es muy difícil generalizar qué porcentaje de clientes son flotistas y cuántos autónomos, ya que esto depende del perfil del taller, de la región donde se encuentra y de otras condiciones particulares de cada uno”, apunta.

Por último, Francisco Albarrán pronostica cómo será el cliente del taller de V.I. en el futuro. “Parece claro que se está produciendo una consolidación de empresas en el sector y puede que, a largo plazo, el papel del transportista autónomo vaya perdiendo importancia, pero dada la estructura de nuestro tejido empresarial, y en particular en nuestro sector, no creo que sea un proceso de cambio rápido”, concluye.

13 de Marzo de 2019 – De 15:30 a 18:30 horas.