Seleccionar página

Tanto la distribución de recambios como la reparación especializada en vehículo industrial viven un buen momento, si bien afrontan importantes cambios que ya marcan su presente y lo harán aún más en el futuro. Un futuro en el que el sector multimarca deberá competir frente a uno oficial, amparado por los fabricantes de vehículos, que intentarán monopolizar el mercado. Estas son algunas de las reflexiones que nos ofrece Manuel Gutiérrez, director-gerente de ADR, grupo de distribución especializado en vehículo industrial integrado en CGA, con más de una decena de distribuidores de recambios asociados en toda España; con sede central y almacén en San Fernando de Henares (Madrid); y promotor de ADR Service, red de talleres especialistas en V.I.

Para Manuel Gutiérrez, “el momento actual del mercado de V.I. podemos considerarlo como bueno, con un crecimiento sostenido en los últimos años, sobre todo, debido a la recuperación económica del mercado global. No obstante, en los últimos meses hemos notado que estamos entrando en una situación de incertidumbre que ha provocado cierta desaceleración. Como factores principales de ésta podemos indicar la ralentización económica, la renovación del parque, las nuevas normativas en materia de medio ambiente, así como la aparición y desarrollo de las nuevas tecnologías. En este sentido, tanto la distribución de recambios como los talleres de reparación estamos afrontando grandes cambios en el mercado del V.I.”.

Información técnica e identificación de recambios

El director-gerente de ADR apunta algunas de las claves que marcarán el rumbo del sector. “En un mercado tan competitivo y tan complejo, debe existir una gran colaboración entre talleres y distribuidores, con el fin de poder competir con los fabricantes, en su intento de monopolizar el mercado, sobre todo, en lo que se refiere a la información técnica y la identificación de las piezas de recambio. Por ello, y con la asistencia de asociaciones como AERVI, intentaremos conseguir una mayor transparencia en el mercado”.

En este sentido, Manuel señala que “en ADR estamos apostando muy fuerte para ofrecer a nuestros clientes la formación necesaria para afrontar estos nuevos retos. Talleres conectados, telemática, diagnosis remota… todo con el objetivo de dar un mejor servicio a nuestros clientes y al transporte en general”.

Por lo que se refiere a en qué deben invertir distribuidores y talleres para asegurar su futuro, el responsable de ADR sostiene que, con el fin de conseguir esa competitividad, “debemos invertir para dar mejor servicio del que se venía dando. Para ello no podemos dudar ni un instante en invertir en formación e información, tanto para talleres como para distribuidores. En ADR, anualmente tenemos un calendario de formación, tanto de cursos técnicos para los talleres de nuestra red como para nuestros propios técnicos. Además, disponemos de diferentes softwares de gestión, información técnica, etc. para que los negocios de reparación de V.I. dispongan de la mayor garantía y eficacia”.

En cuanto a cómo será el cliente del taller de V.I. en los próximos años, Manuel Gutiérrez considera que “con la incertidumbre futura del mercado, no podemos pensar en otra cosa, que será un cliente en constante cambio. Las flotas cambiarán progresivamente hacia motores más ecológicos, los talleres se asociarán para poder ser competitivos y los autónomos irán engrosando las grandes flotas”, con lo que la atomización actual se irá reduciendo.